Almacenamiento en la nube

¿Quién no ha soñado alguna vez con no sobrecargar de GB su PC, portátil, etc.? Pues el remedio infalible contra el temido “no hay suficiente espacio en su disco duro” son los servicios de almacenamiento en la nube.

Probablemente ya habrás oído hablar de ellos: cada vez más profesionales y particulares usan dichos servicios. A continuación explicaremos de forma sencilla en qué consiste guardar archivos en la nube, algo también conocido como servicios en línea.

La idea principal es poder acceder a cualquier archivo digital que tengas guardado desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo. Sí, parece ciencia ficción, pero es el día a día de muchos usuarios que necesitan tener un sistema ágil para guardar y compartir archivos sin que les ocupe espacio físico en sus dispositivos. Puedes acceder a ellos desde tu ordenador, tablet, o incluso desde tu smartphone instalando una App.

 

Otra gran ventaja de utilizar la nube es la posibilidad de compartir archivos grandes en línea de una forma muy práctica: con un simple link podrás enviar, por ejemplo, las fotos de tus últimas vacaciones en la playa, o ese informe que tanto te ha costado hacer.

El sistema para iniciarse en este práctico sistema es bastante sencillo, basta con elegir un servicio de alojamiento de archivos multiplataforma en la nube y registrarse. Podemos encontrar la versión gratuita, que suele rondar entre los 2gb y los 16gb de capacidad. Luego encontramos la versión de pago, la cual por una mensualidad, que puede variar por norma general entre los 5 y los 10€ más o menos, podemos elegir varias capacidades, como 50 gb o 1 Tb.

En el mercado podemos encontrar varias compañías que se han lanzado de lleno a ofrecer almacenamiento en la nube. Quizás las más usadas y conocidas sean Google Drive, Dropbox, OneDrive o iCloud, aunque el listado puede ser muy largo ya que es un servicio cada vez más demandado.

En definitiva, Internet es como un universo infinito, por ello el concepto de almacenamiento en la nube es muy adecuado para explicar hasta donde se puede llegar, hasta el infinito y más allá.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *